El masaje y el cuerpo - Además de beneficiar al sistema nervioso y la circulación sanguínea, el masaje estimula y beneficia el tejido muscular, indirectamente el tejido óseo, el tejido adiposo y la piel.

El masaje y el cuerpo

Además de beneficiar al sistema nervioso y la circulación sanguínea, el masaje estimula y beneficia el tejido muscular, indirectamente el tejido óseo, el tejido adiposo y la piel.


Tejido muscular:
Estimula, alimenta, refuerza los músculos disminuyendo la sensación de cansancio, y mejorando la capacidad deportiva, trabajo... Ayuda a que los músculos mantengan su flexibilidad. Muy importante en la prevención de cargas, tirones…

Tejido óseo:
El masaje no tiene una acción directa sobre el hueso pero sí en todo lo que le rodea, cubre y le ayuda. Por ejemplo tras el periodo de enyesado de una fractura el masaje acelera la recuperación evitando tejidos cicatrízales, de mala calidad, malas adherencias...

Tejido adiposo, celulitis,
El masaje ayuda a restaurar el contorno del cuerpo y a disminuir los depósitos de grasa.

La Piel:
Aumenta su irrigación sanguínea, favorece la caída de las células muertas, la eliminación de sebo… nutriéndose y transpirando mejor a través de sus poros desobstruidos.

COMPÁRTELO CON TUS AMISTADES